Blogparade – ¿Cómo hacer amigos en Alemania?

Una de las cosas que tenía claro antes de mudarme a Alemania es que quería expandir mi círculo de amistades. No tenía muy claro qué acciones tomaría para lograrlo, sin embargo, tenía claro que los amigos de mi esposo eran mis conocidos y que por mi salud mental necesitaba crear mi propia red social de carne y hueso.

Un año después de haber llegado a Alemania, decidí compartirte 4 tips sobre cómo hacer amigos en Alemania:
  1. Acepta tu realidad pero no dejes que te paralice. No es mentira que hacer amigos de adulto es difícil. Cada quien tiene su propios intereses y prioridades bien definidos y toma tiempo derrumbar esa barreras, sin embargo, difícil no significa imposible así que no te rindas.
  2. Desconéctate de tu país de origen. No significa que te olvidarás de las amistades que dejaste en tu país de nacimiento. Significa elegir estar presente en el nuevo lugar, abierta a decidida a conseguir nuevas amistades y dispuestas a exponernos para empezar a cultivar nuevos lazos de amistad.
  3. Sé proactiva.Teniendo lo anterior, lo más importante bajo este escenario es salir de tu zona de confort y buscar formas de empezar a conectar con otras personas. Sin pensar, en este punto hasta dónde llegará nuestra “relación” con estos nuevos conocidos.
  4. Insiste y persiste. Ahora es el tiempo de iniciar a cultivar las relaciones con las personas que conociste. Ten presente, que tal vez conocerás muchas personas, sin embargo, poco a poco irás descifrando cuáles de ellas quieres seguirán formando parte de tu círculo 0. En esta etapa toca ser aún más proactiva y constante porque es fácil que en el día a día las conexiones se pierdan y toca esforzarse un poco más mientras todo va tomando su curso.

Aproveché este tema tan importante para organizar un Blogparade donde 8 blogueras hispano-germanas nos comparten sus tips sobre cómo hacer amigos en Alemania.

TAISA DE lasaventurasdetaisa.com/ - MAMÁ EN ALEMANIA

  • Si vienes sin saber alemán, obviamente, será complicado hacer amigos nativos. Igual con algo de suerte, podrías encontrar amigos comunicándote en inglés. Pero lo mejor es que le des caña al alemán.
  • Hay quien se cierra en banda a tener contacto con otros españoles, pensando que van a perjudicar su avance con el idioma… pero realmente, al principio, necesitas una red de contactos y de apoyo. No lo descartes. Y a veces sienta muy bien poder charlar un rato en tu idioma. Yo he avanzado bastante bien con el alemán, y sin embargo me he metido en muchos grupos y actividades para hispanohablantes, y he hecho grandes amigas.
  • Las madres tenemos una gran ventaja, ya que los niños siempre son un buen nexo de unión. Aunque no siempre es tán fácil (yo pensaba que haría alguna amiga en las clases de preparación al parto, cursos de yoga o gimnasia post-parto, y no fue así). Los lugares ideales son los parques de juegos, y cuando los niños ya van a la guardería, para hacer contacto con otras madres. Como comentaba, en las actividades realmente me ha costado más conectar con la gente, aunque alguna vez hayamos charlado.”

Ana Sánchez
de
MYSPANISHSOUL.COM te aconseja:

  • Buscar amigos que hablen tu idioma. No digo que te encierres en una especie de gueto. Sino que las amistades de un origen cultural similar al tuyo son fundamentales para los que venimos a Alemania con intención de quedarnos una larga temporada.
  • Enterarte de dónde se reúnen los hispanohablantes (en mi caso) en tu ciudad y apuntarte a alguno de sus eventos. Ya sea haciendo un curso de alemán o yendo a la inauguración de algún local (restaurante, tienda) de comida o productos latinos.  
  • En mi caso la maternidad, y sobre todo el blog, es lo que me ha abierto todo un mundo de posibilidades en cuanto a nuevas amistades. Actualmente, casi el 90 por ciento de las amigas con las que quedo regularmente son de habla hispana. Aunque conservo también amigas alemanas y de otras nacionalidades, he comprobado que para mi paz y estabilidad interior, necesito energía latina a mi alrededor.

Irene
de alemaniaentrebastidores.blogspot.com

Creo que una de las mejores maneras de hacer amigos, ya sea en Alemania o en cualquier ciudad del mundo, es apuntarte a algún tipo de actividad. Ya sea yoga, clases de teatro, pintura, una escuela de idiomas, fútbol o una asociación donde la gente queda para hacer senderismo. Compartir un interés con alguien va a hacer que tengamos algo en común con la otra persona, con lo que desde el principio, tendremos un tema sobre el que hablar. Tener cosas en común es un paso muy importante para crear lazos de amistad.”

Sheyla de
vivacoloniafreetour.com
nos cuenta:

“A mí lo que me ha ayudado a hacer amigos ha sido el acudir a clases colectivas, es decir, clases de alemán, de baile, acudir a eventos donde he conocido a gente que comparte mis intereses, etc. También he ido a eventos de Internations. Meetup o de intercambio de lenguajes. Otra buena opción es hacer un tour turístico en la ciudad! Mucha gente viva ya en la ciudad o sea nueva, se ha encontrado a nuevas amistades en los tours.

Si bien, tengo que resaltar que si lo que quieres es tener un amigo alemán, el proceso se complica un poco. Vas a necesitar tiempo para ganarte su confianza, pero si lo consigues, tendrás un amigo para toda la vida.”

Esther de querida-alemania.com

1) Apúntate a alguna actividad recreativa que te guste. Allí encontrarás otras personas con tus mismos intereses. Deporte, coro,  cursos en la Volkhochschule… cursos de cocina, instrumentos, fotografía, teatro, pintura, etc. Yo me apunté a mi llegada a un curso de Salsa y allí conocí al alemán que hoy es mi marido. De esto hace unos 20 años ya. Con los del curso salía al menos una vez a la semana. Toítos alemanes!

2) Si tienes hijos las amistades te llegarán automáticamente a través del la guardería o colegio.

3) Aunque es normal que al principio sólo quieras tener contacto con alemanes para activar el idioma, a la larga te darás cuenta de que también necesitas juntarte con gente que hable tu misma lengua. Investiga a ver si hay algún grupo por tu zona. Si no hay, puedes intentar localizar a algunos hispanohablantes en tu zona y tener la iniciativa que convocar un espacio público común un día y hora determinados de la semana. Tienes que comprometerte a estar presente en el lugar. Para conseguir el espacio puedes hablar con algún centro social de tu zona, librería o algún café donde poder organizar una stammtisch, incluso de intercambio con alemanes interesados en tu cultura.

Montserrat de kartoffeltortilla.com

Hay muchas formas de hacer amistades en Alemania, pero si tuviera que recomendar sólo una te diría que te apuntases a alguna actividad con la que disfrutes. Porque ¿qué mejor manera de establecer lazos con otras con las que compartes los mismos gustos e inquietudes?

Puedes echar un vistazo a la oferta de Vereine, Stammtische, workshops formativos u ONG que hay en tu ciudad para saber si hay algún curso o grupo en el que te apetezca participar.

Alba de www.dusseldorf-lleva-umlaut.com nos dice:

Cuando vivimos en otro país, es más fácil que nos sintamos reflejados con personas que viven en nuestra misma situación, con lo que no debemos sentirnos mal porque la mayoría de nuestras relaciones sean con Ausländern.

¿Cómo hacerlo para conocer a gente local? Yo personalmente recomiendo muchísimo buscar un compañero/a con quien hacer un Tandem, que consiste básicamente en un intercambio de idiomas. Otro consejo sería apuntarte a actividades que te gusten en tu ciudad, ya sea deportes, clases de cocina, arte, manualidades, etc. ¡Ahí podrás conocer gente alemana a la que le guste lo mismo que a ti!

https://www.dusseldorf-lleva-umlaut.com/amigos-alemania/)

Natalia de Mariposa Migrante aconseja:

“Tener PACIENCIA. En este país no se dan las amistades tan rápido como en nuestros países, pero con el tiempo todo es posible. Hay que ser paciente, poner mucho de nuestra parte y una vez que encuentras amigos, éstos son para siempre.”

Continue Reading

Don't take me wrong , I'm just about to give you "constructive criticism"

Para leer la versión en español, por favor desplázate hacia abajo

This is what I got from my boss last week: “constructive criticism”. Honestly, I do not know how to feel about this, our talk has been in my head for almost a week now.

  1. I know that music can help people concentrate, but please avoid listening to it for 8 work-hours straight. Germans are very strict with some things, so it’s just a heads-up.
  2. Rely on your colleagues whenever you need to. Remember, it is always a team effort.

About the first one, in my opinion, this is a very outdated way of thinking. I thought we’d come a long way when talking about what makes people productive. Yes, I do enjoy the security of the corporate world, but on the other hand, I can’t stop questioning how should productivity and efficiency be measured. Do we really believe that listening to music will hinder performance? I personally doubt so. In my case, contrary to what I have been asked to avoid, music helps me stay focused and makes the demanding tasks more bearable.

When it comes to the second point, this is an internal battle. I describe myself as a very independent person so these first months have been overwhelming on the personal level. One might think that with 28 years old, a bachelor and a master, one should have learned a lot and yes, I am convinced I did but at the same time, there are moments where I feel completely lost. This feeling paralyses me sometimes because in this opportunity there’s no induction and then going into the ring. This time it’s learning by doing. With almost no time to process the tons of information I have received in these weeks. So I am giving my best to perform in the best possible way under these circumstances.

Yes, I have delivered but at  the same time, I feel a bit ashamed about asking things that might seem obvious to my colleagues. I really don’t know how I can deal with these feeling. What adjustments to make to feel comfortable when have to rely on colleagues and asking for help. It’s a constant struggle between needing help, asking for help and getting help the way one expects: with kindness and patience. Not everyone is able to do that and whenever I feel that a person is unable to give me help the way I need it, it affects my willingness to ask for help in the future to the point that I try to ask for help as my last resource.

I guess it will take some time for me to process these constructive criticisms and hopefully the thought will leave my mind with a clearer understanding soon. On the meantime, I’ll try to educate myself on how to deal with these two situations in a work environment with the hopes of things getting easier to deal with and a simple action plan on what to do moving forward.

DSC_1729.JPG
 

Versión en español

Esto es lo que obtuve de mi jefe la semana pasada: “crítica constructiva”. Honestamente, no sé cómo sentirme al respecto, nuestra conversación ha estado rondando en mi cabeza durante casi una semana.

  1. Sé que la música puede ayudar a las personas a concentrarse, pero por favor evita escucharla durante 8 horas seguidas. Los alemanes son muy estrictos con algunas cosas, así que es sólo tenlo presente.
  2. Apóyate en tus colegas siempre que lo necesites. Recuerda, que nuestro trabajo debe ser siempre un esfuerzo en equipo.

Sobre el primer punto, opino que esta es una forma de pensar muy anticuada. Pensé que habíamos avanzado mucho cuando hablamos de lo que hace productiva a la gente. Sí, disfruto de la seguridad del mundo corporativo, pero por otro lado, no puedo dejar de preguntarme cuál es la mejor forma de medir la productividad y la eficiencia. ¿Realmente creemos que escuchar música puede entorpecer el rendimiento? Yo lo dudo. En mi caso, contrariamente a lo que se me ha pedido que evite, la música me ayuda a mantenerme concentrada y hace que las tareas exigentes sean más llevaderas.

Sobre el segundo punto, esta es una batalla interna. Me describo a mí misma como una persona muy independiente por lo que estos primeros meses han sido abrumadores a nivel personal. Uno podría pensar que con 28 años, con una licenciatura y una maestría, uno debería haber aprendido un montón. Y aunque no tengo dudas de que de que lo hice, al mismo tiempo, hay momentos en los que me siento completamente perdida. Este sentimiento me paraliza a veces porque en esta oportunidad no hay inducción y luego cumplir con el trabajo. No, esta vez me ha tocado aprender trabajando. He tenido muy poco tiempo para procesar las toneladas de información que he recibido en estas semanas. A pesar de esto, estoy dando lo mejor de mí para desempeñarme de la mejor manera posible bajo estas circunstancias.

Sí, he cumplido con todos las solicitudes que se me han hecho, pero al mismo tiempo me da un poco de vergüenza preguntar cosas que pueden parecer obvias para mis colegas. Realmente no sé cómo lidiar con este sentimiento. Qué ajustes podría  hacer para sentirme cómoda cuando me toque pedir ayuda y poner mi desempeño, de alguna forma, en manos de mis colegas. Es una lucha constante entre necesitar ayuda, pedirla y obtenerla como uno espera: con amabilidad y paciencia. No todo el mundo es capaz de hacer eso y cuando siento que una persona es incapaz de darme ayuda como yo la necesito, esto afecta mi disposición de pedir ayuda en el futuro y como consecuencia de esto intento pedir ayuda como mi último recurso.

Supongo que me llevará algún tiempo procesar estas críticas constructivas y espero que las críticas constructivas dejen mi mente con una idea más clara pronto. Mientras tanto, trataré de investigar y aprender sobre formas para poder manejar con éxito estos dos escenarios en el ambiente laboral. A pesar de esto, no pierdo la esperanza de que las cosas se harán poco a poco más fáciles de llevar.

Continue Reading

Acroyoga helped me survive my first team meeting

I don´t normally write a New Year´s resolutions list but this year I just wanted to.           

I didn´t do it to punish myself at the end of the year but rather to have this list as a reminder whenever I feel lost or demotivated. One of the things on that list was going back to practicing acroyoga. I took my first steps with this practice in the summer of 2015 in Hamburg and it was so amazing that I promised myself that whenever I found a job, I would get back.

It’s now my third week in class and I just feel that cliché and all, indeed, things happen for a reason. 

Acroyoga is a practice that combines yoga, acrobatics and therapeutic arts to give to the person that practices this discipline the opportunity to play, move and connect all at the same time.

What I didn’t expected is that Acroyoga would help me make the process of adapting to a new work environment with a remote-international team easier to adapt to. To sum it in one sentence Acroyoga is doing a mix of acrobatics and yoga practiced with strangers that in a short period of time you’ll have to trust, lose your fears and communicate with them, all at the same time.

Last week, all of these principles, helped me to successfully be part of my department’s first team meeting. During the course of three days, our team composed of colleagues from Poland, Namibia, Bulgaria, Denmark, Germany, Belgium and Panama, was able to develop an strategic plan that we intend to accomplish in 2018.

These were rough days where communication, trust and getting out of our comfort zones allowed us to work together in the development of this plan. Besides being able to map out what we want to achieve in 2018, it was the perfect opportunity to get to know each other better and how we can support and rely on one another to achieve the goals we have set for ourselves.

The Global Sales team, without knowing, practiced Acroyoga by listening, connecting and empowering each other to give our best by supporting and keeping one another accountable from this meeting onwards.

Everyday that goes by, despite of the overwhelming feeling that I sometimes have at work, I have came to realise that I really enjoy what I am doing and it just feels very good to be supporting my team.

IMG_0712.jpg

Continue Reading